EE.UU. abrirá sus fronteras en noviembre y requerirá vacunación

nathaly-zambrana

octubre 13, 2021

El Gobierno de Estados Unidos abrirá sus fronteras terrestres con México y Canadá en una fecha de noviembre aún por confirmar y requerirá a los viajeros que quieran ingresar una prueba de vacunación con pauta completa, anunció el martes 12 de octubre del 2021 la Casa Blanca.

La fecha coincidirá con la que Estados Unidos requiera la prueba de vacunación para viajeros internacionales que lleguen por vía aérea y levante las restricciones de entrada desde la Unión Europea (UE), Reino Unido, Brasil y China, una medida anunciada ya en septiembre.

Además, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que las medidas también aplicarán a las entradas marítimas con ferry.

Las fronteras terrestres con México y Canadá llevan cerradas desde marzo de 2020, coincidien. El plan para abrir esas fronteras terrestres consistirá de dos fases. La primera entrará en vigor en noviembre y requerirá la prueba de vacunación para los viajes considerados “no esenciales“, como el turismo o las visitas.

La segunda será en enero de 2022, en la que la prueba de vacunación será obligatoria para todos los pasajeros. “Este enfoque por fases proporcionará tiempo suficiente para que los viajeros esenciales, como camioneros y otros, se vacunen, permitiendo una transición fluida a este nuevo sistema”, aseguró en una llamada con periodistas un alto funcionario de la Casa Blanca.

Este sistema funcionará en los puertos legales de entrada, por lo que “cualquier extranjero que trate de ingresar a Estados Unidos de manera irregular (…) estará sujeto a las restricciones fronterizas, incluida la expulsión”, enfatizó otro funcionario.

La Casa Blanca y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) aún trabajan para determinar qué documentación se requerirá para demostrar el estado de vacunación o con el estallido de la pandemia y todavía con Donald Trump de presidente.

El plan para abrir esas fronteras terrestres consistirá de dos fases. La primera entrará en vigor en noviembre y requerirá la prueba de vacunación para los viajes considerados “no esenciales “, como el turismo o las visitas.

La segunda será en enero de 2022, en la que la prueba de vacunación será obligatoria para todos los pasajeros. “Este enfoque por fases proporcionará tiempo suficiente para que los viajeros esenciales, como camioneros y otros, se vacunen, permitiendo una transición fluida a este nuevo sistema”, aseguró en una llamada con periodistas un alto funcionario de la Casa Blanca.

Este sistema funcionará en los puertos legales de entrada, por lo que “cualquier extranjero que trate de ingresar a Estados Unidos de manera irregular (…) estará sujeto a las restricciones fronterizas, incluida la expulsión”, enfatizó otro funcionario.

La Casa Blanca y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) aún trabajan para determinar qué documentación se requerirá para demostrar el estado de vacunación.

Los funcionarios, por otro lado, explicaron que, aunque aún no se ha tomado una decisión definitiva, lo más probable es que todas las vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sean aceptadas para el ingreso, pese a que no estén aprobadas en EE.UU., como es el caso de AstraZeneca. Los CDC ya han anunciado que ese será el caso para las llegadas aéreas.