Elevados costos de importación encarecerán regalos de Navidad

nathaly-zambrana

octubre 14, 2021

Ropa, calzados, línea blanca, negra, coches y juguetes están demorados hasta 40 días en llegar, y los costos de importación y transporte se dispararon.

El mundo enfrenta congestión en puertos y escasez de camiones, lo cual también afecta al comercio de Bolivia que enfrenta demoras y mayores costos que encarecerán juguetes, ropa, artefactos electrónicos, coches y otros productos este fin de año.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el martes que un desafío para el mundo son los cuellos de botella logísticos que han desincronizado las cadenas de suministro globales, lo que provocó bloqueos en los puertos, escasez de   materiales y un alza de los costos de exportación en los países.

El presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana, Antonio Rocha, explicó que este problema en las cadenas de suministro y de distribución es aún más crítico para Bolivia, que no tiene un acceso directo al mar y puertos. “Debemos primero llegar a puertos extranjeros y hacer tránsito aduanero hacia Bolivia por el enclaustramiento geográfico”, precisó.

Explicó que los problemas con la cadena de suministro tienen que ver con el alza de los precios de los fletes y transporte marítimo por la pandemia y la mayor demanda este año.

También se enfrentó en marzo el problema con el carguero Ever Given, de 400 metros de largo, que quedó varado en el canal de Suez por culpa de los fuertes vientos y bloqueó el paso por la ruta más corta existente entre Europa y Asia.

A ello se sumó la congestión en los principales puertos de China que cerraron por rebrotes de Covid-19 en su personal. “Todo eso provocó demoras en los embarques, falta de contenedores y que se vuelvan caros los fletes”, indicó Rocha.

Añadió que fuera de esos problemas que afectan al comercio mundial, la carga boliviana fue perjudicada por 70 días debido a la falta de acuerdo sobre tarifas entre la Empresa Portuaria de Arica (EPA) y la Administradora de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B).

Según Rocha, esta es una temporada alta para la importación de productos de consumo masivo, ya que se hacen los pedidos en agosto, septiembre y terminan de llegar en octubre, noviembre, pero todo eso está demorado por los problemas mencionados anteriormente.

Esto tiene como consecuencia mayores costos de distribución y tendrá impacto en los precios finales al consumidor.

De acuerdo con Rocha, estos problemas en el suministro afectan a productos de alto consumo que se comercializan a fin de año como ropa, calzados, línea blanca, línea ploma y línea negra, entre otros.

Agregó que también tiene problemas el sector automotriz con la importación de vehículos y autopartes en momentos que busca la reactivación con las ferias.

“Los productos llegarán, pero con costos más elevados, tenemos un retraso de 30 a 40 días, pero ahora hay una alta demanda y congestionamiento en los puertos, no hay camiones para cargar ni contenedores, subieron los costos y el suministro es complejo”, puntualizó Rocha.

 Los exportadores indicaron que los fletes de transporte marítimo se encarecieron en 500%

El costo de transporte desde puertos chilenos subió en 40%

Los costos de transporte desde los puertos de Chile hacia diferentes ciudades del país se incrementó hasta en un 40% por la sobredemanda, informó el presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana, Antonio Rocha.

Por ejemplo, dijo que un importador que antes pagaba 1.800 dólares por un camión con sus contenedores para llegar hasta Santa Cruz, ahora debe cancelar 2.500 dólares.

Para llegar a Cochabamba el costo era de 1.500 dólares y ahora es 1.800 dólares y para La Paz subió de 900 a 1.330 dólares.

“Eso significa que los costos se encarecieron entre 20%, 30% y hasta 40%, eso va a trasladarse a precio final al consumidor, sin duda” advirtió Rocha.

Explicó que el congestionamiento en los puertos generó una acumulación de carga, escasez y sobredemanda de transporte.

Además, impacta los problemas que hay en la hidrobia Paguay-Panamá, lo que obliga a sacar la carga de exportación por puertos chilenos con una mayor demanda de camiones de transporte.

Un informe de Moody’s Analytics, difundido por CNN, señala que la pesadilla de la cadena de suministro está aumentando los precios para los consumidores y ralentizando la recuperación económica mundial. Moody’s dijo que el “eslabón más débil” puede ser la escasez de conductores de camiones, un problema que ha contribuido a la congestión en los puertos en el mundo.