En Bolivia: 68% de víctimas de trata son mujeres de entre 14 y 35 años

nathaly-zambrana

septiembre 25, 2021

Existen diferentes formas de captación. La principal se ha trasladado a las redes sociales, se ha trasladado al
internet donde el 90 por ciento del tiempo de los jóvenes son las redes sociales.

La directora general de Lucha Contra la Trata y Tráfico de Personas del Viceministerio de Seguridad Ciudadana, Carola Arraya, informó que el 68% de los casos de trata de personas corresponden a mujeres entre los 14 y 35 años, por lo que esta entidad intensifica el trabajo de prevención de estos ilícitos. “Los datos sin duda son lamentables, son alarmantes; en el caso de las mujeres, la explotación sexual es la principal causa. (Las víctimas) están entre los 14 a 35 años y representan el 68 por ciento del 100 por ciento de los casos de trata de personas, es decir, estamos hablando de un gran porcentaje de mujeres que son víctimas de trata de personas. El 32 por ciento restante representa a varones entre hombres y niños”, dijo Arraya. Explicó que los tratantes mejoraron sus formas de captación a través de la red Internet, las redes sociales y diversas estrategias que usan para captar víctimas que principalmente son mujeres, jóvenes y niños, quienes pasan más horas al día en la red por las clases virtuales. Detalló que en la trata de personas se da principalmente para los fines de la explotación sexual y la explotación laboral. “Existen diferentes formas de captación; lamentablemente, ahora la principal se ha trasladado a las redes sociales, se ha trasladado al internet donde el 90 por ciento del tiempo de nuestros hijos son las redes sociales”, señaló. Advirtió que, con el uso de las tecnologías, los delincuentes pueden ganarse fácilmente la confianza de su posible víctima, utilizando fotografías falsas para esconder su verdadera identidad e incluso fingiendo tener la misma edad. Se logró identificar que otro modo de captación es mediante las agencias de trabajo virtuales que ofrecen “atractivos salarios y pocas horas de trabajo” que están unas horas y tras recibir una buena cantidad de interesados borran estos anuncios. Aseveró que el trabajo de prevención es la principal forma de evitar que las personas en situación de vulnerabilidad se conviertan en nuevas víctimas, por lo que instó a los padres y madres de familia enfocar su atención en el cuidado y la vigilancia de lo que los niños y jóvenes hacen en las redes sociales. “Pensamos en las cuatro paredes de la casa nuestros hijos están seguros; sin embargo, el internet, las redes sociales se han convertido en nuevo espacio de peligro porque ahora también han ingresado los tratantes. Hay que hablar con los hijos, que no confíen en cualquier persona y que deben no acceder a citas con alguien que han conocido mediante las redes”, indicó.