En La Paz al menos 100 personas se organizan como afectadas del robo piramidal

nathaly-zambrana

octubre 13, 2021

Decenas de personas que fueron víctimas de una millonaria estafa perpetrada a través de una aplicación móvil se movilizan en La Paz y Santa Cruz para exigir la devolución del dinero que entregaron con la promesa de recibir altos rendimientos.

Se trata de iShop, una app móvil con el que los estafadores pedían sumas que iban desde los 2.000 bolivianos y por los cuales se garantizaba el pago de altísimos intereses.

«La plataforma se llama iShop, invertías dinero para ganar porcentajes de 3,5% hasta 4,5%. Yo puse 2.000 bolivianos y recibía 180 diarios. Me han contactado personas que han puesto más de 50.000 bolivianos», declaró a Bolivisión una de las víctimas.

Hasta este miércoles, más de 100 personas que cayeron en la oferta de iShop se presentaron como víctimas de la estafa y se organizan para que las autoridades tomen cartas en el asunto.

«Aquí son más de 100 personas que tenemos (como víctimas) y me siguen llamando personas que nos quieren entregar sus papeles, sólo en La Paz. Pero también hay víctimas en Oruro, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, que recién se están movilizando», sostuvo el informante.

La plataforma web que era parte de la aplicación dejó de funcionar el martes, con lo que los «inversionistas» notaron que algo malo ocurría con las operaciones financieras que habían llevado a cabo.

Los estafadores habilitaron cuentas en bancos para que los «inversionistas» hagan sus depósitos y se genere la operación que iba a dejarles ganancias. Sin embargo, los afectados se enteraron que el dinero había sido retirado y las cuentas cerradas.

«Son varias cuentas a nombre de la señora, ayer se sacó los documentos de ella, del Segip. En Santa Cruz son más de 2.000 personas que han ido a la Felcc. Hay un extranjero que tiene nueve negocios en Santa Cruz, lo mismo que la señora Maritza», indicó la afectada.

En la ciudad de Santa Cruz, anoche más de un centenar de personas acudieron hasta un local ubicado entre el tercer y cuarto anillo de esa capital, anoticiados de que uno de los presuntos estafadores hacía operaciones con el dinero que obtuvo de las víctimas.

La Policía intervino en el lugar y aprehendió a cinco personas que ahora están acusadas de cometer las estafas virtuales.