En Santa Cruz la gente acató el paro sin grandes bloqueos callejeros

nathaly-zambrana

octubre 12, 2021

En esta capital se registraron algunos cierres en las vías principales, pero en los lugares donde hubo paso, no se notó transitabilidad. Los mercados estuvieron cerrados. Hubo enfrentamientos en Los Lotes, Villa Primero de Mayo y en San Carlos.

Santa Cruz hizo sentir su protesta contra el proyecto de ley de ganancias ilícitas y no fueron necesarios los grandes bloqueos para que la gente se sume al paro cívico.

El apoyo del transporte público fue contundente. No hubo micros ni trufis y los taxis escasearon. Como en cada paro, los mototaxistas aprovecharon la jornada.

En la capital cruceña, la medida se sintió desde las primeras horas de este lunes. Cerca de la medianoche, la gente de a poco se fue concentrando en algunos puntos de bloqueo que se instalaron. Los jóvenes y adultos se mantuvieron listos en rotondas del segundo anillo de la avenida Paraguá y Canal Cotoca. Lo mismo sucedió en otros sectores, como el cuarto anillo de la Tres Pasos al Frente.

En algunas zonas los vecinos hicieron turno, pues a las 6:00, en la avenida La Barranca, empezaron a hacer el relevo en algunos de los siete puntos de bloqueo que se instalaron en el segundo anillo, tomando la posta de los que empezaron a la medianoche.

En la rotonda de La Madre India, una veintena de personas fueron sorprendidas por un fuerte contingente policial, cerca de las 6:50, que les ordenó retirar los vehículos y unas losetas con las que impedían el paso. “Nos retiramos calmadamente, porque esta protesta es pacífica”, contaron los vecinos.

Así, algunos vecinos se fueron a sus casas y otros se quedaron a un costado, pero firmes, en señal de apoyo al paro.

La presencia policial logró dispersar algunos puntos de bloqueos de la zona sur y oeste, donde solo quedaron llantas y otras señales de la presencia vecinal.

En donde sí se vio una importante cantidad de vecinos protestando fue en la doble vía a La Guardia. Hubo trancas improvisadas, con pititas y banderas a la altura del cuarto, quinto y sexto anillos. Poco más adelante, en los kilómetros seis y nueve, pocos negocios abrieron al público, aunque sí se congregaron comerciantes ambulantes. Bancos y cooperativas estaban con las puertas abiertas en esta zona, pero sin clientes.

En la zona oeste de la ciudad, ya con lluvia, los barrios Las Palmas, Villa Mercedes y Urbarí estaban completamente desiertos, sin vecinos en las calles, ni opositores ni los que apoyaban el paro.

Una de las mayores concentraciones y cierre de calles se vio en la zona de Equipetrol. Varios puntos de ingreso a la zona, como avenida Busch, cuarto y tercer anillo interno y externo de ambos lados, estaban obstruidos.

En la avenida Piraí, entre tercer y cuarto anillo, había pocos puntos de bloqueo, pero las calles estuvieron desiertas. Sin embargo, en el segundo anillo de esta zona, la protesta fue masiva. Los vecinos instalaron el bloqueo a medianoche. “Cerca de las 2:00 de la madrugada pasó una caravana que nos brindaron unas cuantas recomendaciones para evitar inconvenientes”, contó Kike Arteaga.

Compartió que a este punto llegó en reiteradas ocasiones la Policía para solicitarles se retire las banderas y pitas que colocaron.

En el punto de bloqueo del segundo anillo y Centenario se impuso que de forma obligatoria se transite a pie por ese sector, por lo que aquellos que pasaron en motocicletas o bicicletas, tuvieron que hacerlo caminando. Este control fue menos estricto en otras zonas.

En la avenida Busch, los vecinos del barrio Panamericano prepararon su olla común a leña en medio del camellón.

En el monumento al Cristo Redentor, a las 7:00 se despejó el punto de bloqueo. La gente se retiró del lugar, luego que un efectivo policial reclamó que en el único vehículo que bloqueaba el tráfico estaba un menor de edad. “Está solo y en un vehículo con los vidrios cerrados, es peligroso. Vamos a llamar a la Defensoría”, advirtió. Finalmente, la gente decidió retirarse, pero muy pocos vehículos transitaron por la zona.

En ese mismo sector de la ciudad, el ingreso a la Fiscalía estuvo custodiado por policías.

En el Palacio de Justicia las puertas se mantuvieron abiertas, sin embargo, fue escasa la asistencia de la gente.

En la avenida Busch y segundo anillo la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) custodió un punto de bloqueo. El vicerrector, Reinerio Vargas estuvo en el lugar apoyando la protesta. También asistieron los representantes de la Federación Universitaria de Profesores (FUP) y delegados al Ilustre Consejo Universitario (ICU).

En el centro de la ciudad, Impuestos Internos y algunas entidades bancarias atendieron al escaso público que llegó.

Mercados cerrados

Los mercados también se mantuvieron cerrados. En el mercado Abasto solo abrieron las carnicerías, y en Los Pozos, Siete Calles y Mutualista, entre otros, no tuvieron atención.

El secretario ejecutivo de la Federación de Gremiales, Edgar Arias, indicó que el 90% de los mercados que tienen afiliados acató la medida en la ciudad. Agregó que el restante 10% son afiliados pequeños que pertenecen a Plan Tres Mil y Los Lotes.

“Todos los mercados grandes acataron la medida, porque saben que podemos estar afectados”, sostuvo.

Los viajeros

La ausencia de movimiento en las calles fue más que evidente en la capital cruceña, a pesar de las inclemencias del tiempo, lo que también afectó a los viajeros.

El aeropuerto Viru Viru no paralizó sus operaciones, pero la principal dificultad la tuvieron algunos viajeros que debían sortear el punto de bloqueo en la avenida Cristo Redentor a la altura de El Remanso y el del surtidor La Chonta (kilómetro 8). Varios pasajeros se vieron obligados a tomar la ruta alternativa por la avenida G77; no se supo de ninguna queja por cobros excesivos de los taxistas que los transportaban hasta la terminal aeroportuaria.

Cierre de la jornada

Al finalizar la tarde, la gente salió para terminar la jornada de paro. Muchos llegaron hasta El Cristo y otros se concentraron en sus zonas.

HUBO MOMENTOS DE TENSIÓN Y ENFRENTAMIENTOS EN LA JORNADA

El sector más conflictivo en la capital cruceña fue en la zona de Los Lotes donde un grupo de afines al MAS llegó para desbloquear y hubo enfrentamientos.

La Policía colocó un cordón entre ese bando y el de los vecinos que hacían cumplir el paro. Los efectivos arrestaron a cuatro jóvenes. Otro incidente se registró en la Villa Primero de mayo. Un grupo de simpatizantes del MAS, según los vecinos, también chicoteó a una mujer delante de sus hijos menores.

En el Plan Tres Mil también se registraron incidentes.

El comandante de la Policía, Orlando Ponce, confirmó que la situación de Los Lotes fue controlada al igual que en otros sectores.

Al finalizar la tarde, la Policía se desplazó a San Carlos donde, grupos afines al MAS pretendían desbloquear a ciudadanos que acataban el paro. Hubo seis heridos, pero ninguno de gravedad. Los policías usaron gases para dispersar y mantener el orden. El Comando de la Policía hará una evaluación de toda la jornada y este martes brindará los resultados.