Estafa piramidal china en RRSS por la aplicación iShop

nathaly-zambrana

octubre 14, 2021

Las víctimas depositaban su dinero en la cuenta de una desconocida. Una de las formas de ganar más era captar socios; varias víctimas convencieron a sus familiares.

Dos ciudadanos chinos financiaron y montaron -desde Santa Cruz- la aplicación Ishop, por medio de la cual, según las primeras indagaciones, se estafó a al menos 2.400 ciudadanos bolivianos captados por Redes Sociales (RRSS). Todos creyeron en el cuento de que “sólo con hacer un clic” ganarían elevados intereses, por los depósitos que hicieron a cuentas de dos bolivianas. Se presume que acumularon al menos 20 millones de bolivianos.

“Estafaron a niños, jóvenes y ancianos; una señora dice que perdió 100 mil bolivianos, yo sólo 3.000”, relató una de las víctimas que ayer firmó una de las cinco querellas que se presentaron ante la Fiscalía por los delitos de estafa con múltiples víctimas y enriquecimiento ilícito. “Le doy los datos, pero no puedo dar mi nombre; si mi mamá se entera me mata, perdí 7.000 bolivianos”, relató otra joven.

“En mi caso, yo sola hice que entran (como socios) a la aplicación (Ishop) 80 personas, entre mis familiares, mis amigos y gente que no conocía, pero se animaron a ingresar y hacer el depósito”, relató otra joven.

Más de 500 víctimas, organizadas en Santa Cruz y La Paz, denunciaron ante la Policía que desde hace varios meses hicieron depósitos a la cuenta de una boliviana en el Banco Ganadero. Estos depósitos les permitían ser socios y participantes en las actividades en la plataforma Ishop, cuyos promotores ofertaba el pago de elevados intereses.

El informe preliminar del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, Edson Claure, señala que el martes en la noche se aprehendió a cinco personas. Yuqui Zhang sería el financiador y Kang Guoxiang el promotor para la llegada y puesta en funcionamiento de lo que fue la aplicación Ishop en Bolivia, ambos de nacionalidad china.

Por otro lado, las hermanas Maritza y Jaqueline Aramayo Velásquez serían las personas que, según afirmaron en sus declaraciones ante los policías, “prestaron sus nombres” para abrir cuentas en las que las víctimas depositaban los capitales. El otro aprehendido sería el chofer de una de las mujeres.

“A través de esta aplicación bien estructurada, motivaban la participación económica de las víctimas, ofreciendo el pago de intereses bastante elevados, desde el 3% al 5%, dependiendo del monto, y este pago era diario, no mensual”, explicó Claure.

El abogado de las víctimas, José Luis Fuentes, informó a Página Siete que en las primeras indagaciones se tiene que las hermanas abrieron cuentas en el Banco Ganadero, Fassil, Banco Unión y BCP. Según información virtual a la que accedió una de las víctimas, la aplicación Ishop -antes de ser bloqueada- tenía un gran movimiento de dinero, de aproximadamente 20 millones de bolivianos.

Al momento se desconoce si el dinero salió del país, la fecha en que iniciaron su trabajo los presuntos estafadores, cuántas cuentas bancarias existen, los depósitos y retiros que se realizaron y otros detalles. Sin embargo, el martes se logró secuestrar varios vehículos y se precintaron algunos negocios pertenecientes tanto a las bolivianas como a los ciudadanos chinos.

En dinero, la Felcc logró secuestrar 191.640 bolivianos, 7.441 dólares y 3.200 yuanes, moneda china que al cambio a moneda nacional equivale a 3.442 bolivianos. Fuentes presume que la aplicación Ishop comenzó a funcionar en mayo de este año en Bolivia.

El abogado presentó ayer, en la Fiscalía de Santa Cruz, cinco querellas firmadas por 100 personas cada una, de al menos 2.400 víctimas que se presume existen en los nueve departamentos. Entre los afectados hay familias enteras.

Varias de las víctimas, que pidieron no ser identificadas, por temor y vergüenza, contaron que el viernes Ishop lanzó una promoción. El anuncio decía que si depositaban 10.000 bolivianos podrían participar en un sorteo para acceder a un viaje valorado en 50.000 bolivianos. Una mujer de la tercera edad es la más afectada, debido a que invirtió 100 mil bolivianos.

Las víctimas invitaron a sus familiares, amigos y desconocidos para ganar más premios

Joven armó un equipo de más de 80 víctimas

Gané 6.000 pero no saqué nada

Yo sola armé un equipo de 80 personas. Según nos contaron los más antiguos, esta aplicación se inició el 10 de mayo; yo hice el primer depósito el 17 de septiembre, mi primer depósito fue de 5.000 bolivianos. Te pagaban todos los días un interés de 3% y luego van subiendo el monto del pago, yo ya recibía (cada día) el 4,5%. Ya tenía como 11 bolivianos, es decir, gané unos 6.000 bolivianos, pero no saqué nada de ese dinero.

En mi caso convencí a toda mi familia

Empecé en julio y perdí Bs 7.000

En mi caso, yo comencé en julio, deposité 100 bolivianos, como la mayoría; retiré mis ganancias y luego invertí más y más, hasta que me vi en esto, sin saber a quién pedir una explicación. Perdí 7.000 bolivianos, pero yo convencí (a participar) a toda mi familia, mi mamá, mi hermano; sólo entre nosotros se suma una pérdida de 30.000 bolivianos. Hay casos de una sola persona que pagó 50.000 y también involucraron a su familia.

Mi mamá me mata si se entera de esto

No conocí a nadie todo era virtual

No te puedo dar mi nombre, porque si mi mamá se entera de esto, me mata. Perdí todos mis ahorros, 7.800 bolivianos, hice mi primer depósito hace tres meses. Las comisiones nos llegaban a la aplicación de Ishop. No conocí a nadie, todo era virtual, las personas que administraban el lugar tenían un perfil en el Facebook y en el WhatsApp. Yo traté de convencer a mi hermana, gracias a Dios ella fue mucho más desconfiada.

Todo parecía súper legal con reuniones

Invitar a personas era piramidal

Todo parecía súper legal, porque teníamos grupos en WhatsApp y Telegram, había reuniones por Zoom donde nos explicaban cómo funcionaban las cosas. Teníamos un soporte técnico y ante cualquier problema había una respuesta, pero ayer por la mañana (martes) la página dejó de funcionar sin ningún aviso. En mi equipo ingresaron 80 personas en tres semanas, yo invitaba a personas y éstas a otras, era piramidal.

De mi familia son siete los perjudicados

Nos endulzaron el oído, una pena

De mi familia somos siete los que perdimos dinero; mi hermano perdió 2.000 bolivianos, otros conocidos invirtieron 500 bolivianos y una amiga depositó 10.000 bolivianos. Lastimosamente nos endulzaron el oído, es una pena, porque yo invertí 60.000 bolivianos y gané, en un mes, 2.000 bolivianos de interés, pero no saqué mi capital. Yo conocí la aplicación por WhatsApp y nos pareció interesante por las ganancias.