Gobierno de Arce decepcionó al menos a cuatro sectores

nathaly-zambrana

octubre 7, 2021

Por lo menos cuatro sectores sociales ven que el oficialismo aplica más cálculos políticos para gobernar y no escucha ni responde a las principales demandas.

Al menos cuatro sectores entre gremiales, iglesias evangélicas a nivel nacional, transportistas de base del departamento de La Paz y comerciantes minoristas de la ciudad de El Alto manifestaron sentirse decepcionados del gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El descontento expresado por los sectores se hizo latente después de la aprobación en Diputados del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas. El proyecto está en el Senado y fue congelado esta semana ante las protestas.

 Los sectores coincidieron en que, si persiste la intención del oficialismo en sancionar la ley, las protestas serán inevitables.

El dirigente de la Federación de Trabajadores Gremiales y de los comerciantes minoristas de la Feria 16 de Julio, Toño Siñani, dijo que en su sector se sienten decepcionados y traicionados por el MAS. Sostuvo que la ciudad de El Alto le dio un elevado respaldo al presidente Luis Arce en las elecciones generales de octubre de 2020.

“La mayoría en El Alto ha votado por el Movimiento Al Socialismo, pero no pensábamos que nos iba a traicionar (…). Nos sentimos muy decepcionados, traicionados porque hoy en día el gobierno del MAS está arremetiendo con todo”, afirmó.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto, Fernando Rivero, afirmó que la población padece el accionar del Gobierno y que como segundo municipio más poblado del país El Alto se siente excluido.

“Lamentablemente nosotros como alteños nos sentimos decepcionados y excluidos. Como alteños, hemos apoyado (en las elecciones). Ahora, gracias a la ciudad de El Alto Luis Arce está sentado en la silla presidencial, ¿pero a cambio qué hemos recibido como alteños? Nada, nos sentimos muy molestos y discriminados”, manifestó Rivero.

El presidente de las iglesias evangélicas de Bolivia, Luis Aruquipa, dijo que “ese 55% que ha apoyado al MAS se siente defraudado y desanimado”, ya que las acciones del gobierno son a base de cálculos políticos. Tomó como ejemplo el conflicto con Adepcoca y la suspensión temporal del proyecto de ley antilegitimación.

“Lo que el pueblo necesita oír de una autoridad es que diga que realmente gobierna escuchando al pueblo, pero que escuche al verdadero pueblo, no a sus organizaciones que lo rodean. Que no cometa los errores que ha cometido su antecesor, don Evo Morales, que solo escuchaba a su sector”, aseguró Aruquipa.

El presidente del denominado comité de defensa de los choferes de base, Eddy Condori, dijo a este medio que “existe un gran descontento de diferentes sectores de la población”, entre ellos los choferes. Los últimos acontecimientos en torno al tema de la wiphala, al conflicto con Adepcoca y al proyecto antilegitimación, muestran -dijo Condori- la debilidad del Gobierno.

“La gente está desilusionada porque está viendo esas debilidades y el mal gobierno que lleva don Luis Arce Catacora”, sostuvo Condori.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, percibe que desde el gobierno del presidente Arce hay una “venganza” contra los comerciantes, a pesar de que muchos apoyaron al MAS en las elecciones.

“Personalmente yo no soy del MAS, pero sí mucha gente de nuestro sector apoyó el proceso de cambio, pero parece que ahora (desde el Gobierno) se quieren vengar con el comercio minorista, porque sacan esas leyes en vez de estar ayudando a nuestro sector que está saliendo de una crisis”, aseguró.

Actualmente, el Senado socializa el proyecto de ley de antilegitimación y dice que está dispuesto a escuchar observaciones fundamentadas. Los sectores no confían y ratifican su protesta programada para el 11 de octubre.