María Ressa y Dmitry Muratov: Periodistas ganan premio nobel de la paz 2021

nathaly-zambrana

octubre 9, 2021

Fueron galardonados “por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera”, dijo la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en Oslo.

La periodista filipina María Ressa y el ruso Dmitry Muratov ganaron ayer, viernes, el Premio Nobel de la Paz 2021 por su lucha por la libertad de expresión, anunció el comité noruego, reconociendo así por primera vez el papel de la prensa independiente. Ressa y Muratov fueron galardonados “por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera”, dijo la presidenta del comité Nobel, Berit ReissAndersen, en Oslo. Dmitry Muratov, de 59 años, es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico ruso Novaya Gazeta, y “ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles”, subrayó el jurado. María Ressa, de 58 años, experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler, ha sido objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y ha sufrido un intenso ciber acoso. Rappler ha publicado artículos críticos contra el jefe de Estado, Rodrigo Duterte, incluyendo su sangrienta y polémica lucha contra el narcotráfico. “Nada es posible sin hechos”, dijo Ressa, tras recibir la noticia del Nobel, e insistió en que “es el mejor momento para ser periodista”. “Los momentos más peligrosos son también los momentos en los que es más importante” el trabajo de periodista, explicó en una entrevista online retransmitida por Rappler. Ressa, que también tiene nacionalidad estadounidense, ya fue galardonada en abril con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa Unesco/Guillermo Cano 2021, creado en memoria del periodista colombiano Guillermo Cano asesinado en 1986. En 120 años de historia, el Nobel de la Paz nunca había reconocido la labor de una prensa independiente que fuerza a las autoridades a rendir cuentas y contribuye a luchar contra la desinformación. “Los reportajes que nos ayudan a estar informados y a hacernos una idea de los asuntos de actualidad en tiempo real son esenciales para un buen debate público y para las instituciones democráticas”, subrayó recientemente el director del Instituto de Investigación para la Paz de Oslo, Henrik Urdal.