Tía mata a su sobrina por no dejar de llorar en el Municipio de montero

nathaly-zambrana

octubre 6, 2021

Según la autopsia médico legal, la bebé fue golpeada en la cabeza y asfixiada (le taparon la boca y la nariz). El delito de infanticidio ocurrió el domingo pasado en el Plan Tres Mil en Santa Cruz.

Carmen Rosa Molina, de 26 años de edad, es la mujer que acabó con la vida de su sobrina de un año y seis meses, porque supuestamente no dejaba de llorar. De acuerdo con la Policía, a su corta edad, la niña vivió momentos de extrema violencia, incluso su madre la quemó con ácido y por ese motivo se halla detenida preventivamente en la carceleta del municipio de Montero.

Según la autopsia médico legal, la bebé fue golpeada en la cabeza y asfixiada (le taparon la boca y la nariz). El delito de infanticidio ocurrió el domingo pasado en el Plan Tres Mil en Santa Cruz.

LOS HECHOS

La investigación que lleva adelante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) da cuenta que la autora del crimen fue quien trasladó a la víctima hasta un centro médico de la zona, tras percatarse que no respiraba.

Los médicos del nosocomio señalaron que la menor de edad llegó sin vida y con visibles signos de violencia en su cuerpo, lo que motivo a los profesionales denunciar el hecho a la Policía.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, informó que la acusada fue aprehendida en el mismo centro médico. “Tras la aprehensión de la mujer, el Ministerio Público, de manera inmediata, realizó entrevistas a los familiares de la víctima, recabó el informe médico forense y realizó otros actuados para fundamentan la imputación contra la presunta autora del delito de Infanticidio”, indicó.

Por su parte, la fiscal a cargo de la investigación, Alejandra Ávalos, explicó que el domingo por la tarde la mujer trasladó a la niña a un centro hospitalario para que reciba atención médica, pero la menor de edad ya no tenía signos vitales, más bien presentaba marcas de golpes en diferentes partes de su cuerpo.

ANTECEDENTES

Según el fiscal Winsor Ortiz, el drama de la menor de edad inició hace meses cuando su madre le quemó con ácido y la dejó con 50 días de impedimento, motivo por el cual la mujer se halla detenida.

Por ese motivo, la niña se quedó al cuidado de su tío, hermano mayor de la madre y esposo de la ahora acusada por el delito de infanticidio.

 POLICÍA

El directo de la Felcc de la Estación Policial Integral (EPI- 3), Jimmy Saavedra, señaló que la acusada reconoció haber golpeado a la niña en la cabeza porque no dejaba de llorar.

“Aunque la mujer dice haberla golpeado con la mano, pero la autopsia dice lo contrario, ya que la víctima tenía una lesión en la espalada y un traumatismo cráneo encefálico”, detalló el jefe policial.