Vacunas, deuda externa, cambio climático, golpe: Arce expone propuestas y necesidades ante la ONU

nathaly-zambrana

septiembre 24, 2021

El presidente boliviano dijo que es necesario fortalecer la integración y la cooperación, de manera que los países puedan enfrentar el impacto multidimensional en la economía, industrias y en sus capacidades para alcanzar la seguridad con soberanía alimentaria.

El presidente del Estado, Luis Arce, pidió ayer que el acceso a las vacunas contra el covid-19 sea declarado como un derecho humano, además de la liberación de las patentes para su producción, con el fin de garantizar que lleguen a todos los países del mundo, en el marco de su participación en el 76 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que se realiza en la ciudad de New York, Estados Unidos. “El acceso a la vacuna debe ser considerado como un derecho humano (…). Las transnacionales productoras de medicamentos liberen las patentes y compartan sus conocimientos y tecnología para la producción de vacunas contra el covid-19 y que, mediante un trabajo conjunto, garanticemos el acceso inmediato a todas las personas en todos los países del mundo”, manifestó en el pleno del evento del organismo internacional. El jefe de Estado propuso, además, que las organizaciones supranacionales, como la ONU, y los gobiernos trabajen solidariamente para evitar el acaparamiento de los inmunizantes y promuevan que el acceso a ellas sea universal, justo, equitativo y oportuno, así como a los medicamentos e insumos médicos para hacer frente a la pandemia. En su discurso, el mandatario boliviano recordó que la crisis provocada por el coronavirus puso en evidencia que continúa la desigualdad entre los países del capitalismo central y los de la periferia que, eufemísticamente, son denominados “desarrollados y países en desarrollo”.

Alivio a deuda externa:

Por otro lado, Bolivia propuso ayer avanzar en acuerdos con los organismos financieros multilaterales para el refinanciamiento o el alivio de la deuda externa a nivel global y apoyar políticas sociales para poblaciones en situación de vulnerabilidad. “El Estado Plurinacional de Bolivia propone avanzar en acuerdos con los organismos financieros multilaterales para el refinanciamiento o el alivio de la deuda externa a nivel global y para apoyar políticas sociales para poblaciones en situación de vulnerabilidad desde un enfoque de desarrollo integral y sostenible”, indicó el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, durante su intervención en el foro internacional. Señaló que, de la misma manera, es importante que los diferentes mecanismos financieros internacionales activen préstamos concesionales, diseñen y ejecuten medidas de mediano y largo plazo, para garantizar la consecución de la “Agenda de Desarrollo 2030”. Indicó que es indispensable la reconstrucción de las economías de los países para la protección social y la salud; es decir, resguardar y proteger a los trabajadores, obreros, campesinos, indígenas, originarios, a los micro y pequeños empresarios “de la misma manera como se protege a los bancos, a las grandes compañías y a las corporaciones globales”. Añadió que son importantes las medidas integrales que los organismos de financiamiento apliquen, con una visión sostenible y que no impliquen mayores cargos o adeudos a los Estados beneficiarios.

Cambio climático:

Por otro lado, el mandatario planteó cuatro propuestas para lo que será la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se desarrollará del 1 al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow, Reino Unido. Señaló que “la única solución real para limitar el aumento de temperatura, más allá de 1.5 grados centígrados (°C), pasa por la distribución del presupuesto de carbono entre los países, con base en criterios de justicia climática y en función al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas”.

Salida al mar y el “golpe de estado”:

Arce también hizo referencia a la centenaria demanda marítima y reivindicó el derecho de Bolivia a una salida “soberana y útil” al Océano Pacífico mediante el diálogo y la concertación con la República de Chile, en el marco a la recomendación de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y el fallo que emitió en 2018. “Bolivia toma el párrafo 176 de esta sentencia como una invocación y una aclaración en sentido de: ‘mantener un dialogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad, con el fin de tratar los temas relativos a la mediterraneidad de Bolivia cuya solución es considerada por el uno y por el otro como de interés mutuo. Con la voluntad de las partes, unas negociaciones con sentido serán posibles’”, afirmó. Otro de los temas mencionados por el mandatario fue la crisis que atravesó el país en 2019 y que, según dijo, hubo una “ruptura del orden constitucional” protagonizada por actores políticos del país, efectivos de la Policía, las Fuerzas Armadas, comités cívicos, la Iglesia Católica y medios de comunicación “hegemónicos”. Pero además dijo que contó con la participación del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y algunos gobiernos el exterior.